Jaque a Temer, Fiscalía lo acusa de "asociación ilícita"

La Fiscalía presenta cargos contra Temer. Las confesiones de arrepentidos salpican a Lula y Dilma.
La Fiscalía presenta cargos contra Temer. Las confesiones de arrepentidos salpican a Lula y Dilma. (foto: ANSA)
16:49, 19 mayBRASILIARedacción ANSA

   (ANSA) - BRASILIA, 19 MAY - La Procuraduría General de la República acusó hoy al presidente de Brasil, Michel Temer, de integrar una "organización ilícita" a partir de las confesiones de los dueños del frigorífico JBS.
    Temer fue acusado de los cargos de organización ilícita, corrupción pasiva y obstrucción al trabajo de la Justicia, por el procurador general de la República, Rodrigo Janot.
    Temer es acusado de actuar junto con el senador suspendido Aecio Neves a favor de interrumpir el avance de la investigación de la operación anticorrupción Lava Jato.
    Según Neves, "en articulación, entre otros, con el presidente Temer", intentó obstaculizar la operación Lava Jato", que investiga la trama corrupta en la estatal Petrobras, a través de "medidas legislativas" y "el control del nombramiento de comisarios de policía" que conducían los procesos.
    "De esta forma, se ve también la posible práctica del delito de obstrucción a la Justicia", resaltó Janot, citado en un documento en el que el magistrado del Supremo Edson Fachin autorizó el jueves la apertura de una investigación contra Temer, difundió la prensa de Brasil.
    El presidente, de 76 años, se vio salpicado directamente por la confesión realizada ante la justicia por uno de los dueños del gigante cárnico JBS, que colocó al presidente brasileño en el centro de un escándalo de corrupción.
    El empresario confesó que JBS le paga sobornos a Temer desde 2010, según documentos difundidos hoy por la Corte Suprema, y grabó una conversación hecha pública esta semana y que compromete directamente al jefe de Estado.
    Pero no sólo Temer ha quedado salpicado en esas confesiones.
    El frigorífico JBS abrió una empresa offshore en Suiza donde se depositaron 150 millones de dólares destinados a los expresidentes Luiz Inácio Lula y Dilma Rousseff.
    El empresario arrepentido Joesley Batista, dueño de JBS, informó sobre esas "dos cuentas corrientes, cuyos beneficiarios serían Lula y Dilma", publicó hoy el sitio de noticias de Estado.
    El escándalo de corrupción en Brasil sigue creciendo. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA