Sergio Moro, un "héroe" de película

Juez inspira "La ley es para todos" y una segunda producción

Sergio Moro, el juez que puso en jaque a una clase política (foto: ANSA)
21:49, 10 abrBRASILIAPor Darío Pignotti

   (ANSA) - BRASILIA, 10 ABR - Aplaudido en Estados Unidos donde ofreció una conferencia, Sergio Moro se proyecta como una estrella de cine, ya que se confirmó el estreno de una película y de una miniserie cuyo tema central será la vida del juez brasileño.
    A los 44 años y considerado uno de los hombres más populares de Brasil, el magistrado de la causa Lava Jato será llevado al cine en el film "La Ley es para Todos" que iba a estrenarse en julio.
    Pero según se informó hoy en un diario de Río de Janeiro, el lanzamiento de la película fue potergado para el 7 de setiembre, el Día de la Independencia, una fecha "simbólica".
    En el mercado del cine y el entretenimiento ya dan por descontado que "La Ley es para Todos" será un éxito de público en Brasil.
    Al mismo tiempo que se realizan los últimos trabajos de edición de la película, ya comenzó el rodaje de una miniserie sobre Lava Jato y el juez Moro, producida por Netflix.
    Según los especialistas, la apuesta de Netflix es tener una gran audiencia en Brasil y lanzar en el mercado internacional un personaje con visibilidad en el extranjero.
    Netflix contrató para dirigir esa tira a José Padilha, que tiene en su haber varios éxitos como la premiada Tropa de Elite, récord absoluto de taquilla en Brasil, y fue el responsable de la tira Narcos, también a cargo de Netflix.
    Para José Padilha, Moro es un héroe inesperado, un hombre "serio y honesto" que se bate contra delincuentes profesionales.
    "Es la lucha de David contra Goliat, donde la gente de Lava Jato sufrió y supo enfrentar la enorme presión de los poderosos de Brasilia", la capital federal donde reside el poder político, señaló Padilha.
    Este fin de semana Moro fue aplaudido por el público que asistió a su conferencia en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, país que ya visitó al menos cuatro veces desde el año pasado. Hace exactamente un año viajó a Nueva York donde la revista Time lo homenajeó como una de las 100 personalidades más influyentes del mundo.
    La agenda de este magistrado con fama de incorruptible está llena de compromisos: hace un mes realizó una gira por Europa y la semana pasada viajó a la Argentina.
    En Buenos Aires se reunió con el presidente de la Suprema Corte Ricardo Lorenzetti y fue recibido como "una estrella" en los eventos a donde fue invitado, según informó el diario La Nación.
    En 2014, casi por accidente, Moro abrió una investigación sobre el traficante de divisas Alberto Yousseff, un hombre conocido en el hampa por facilitar dinero para operaciones sucias y tener una joven amante que luego sería tapa de Playboy.
    Con su instinto afinado, el magistrado comenzó a tirar de ese aparentemente vulgar hilo, que era Yousseff, y acabó desanudando una descomunal madeja de sobornos, tráfico de influencias y contratos millonarios en perjuicio de la petrolera Petrobras. Ese era el inicio de la megacausa "Lava Jato", la más importante cadena de corrupción descubierta en las últimas décadas.
    "Lava Jato es, en sí misma, una historia de película" y el juez Moro reúne los condimentos de un "héroe" que en lugar de empuñar un arma se vale de la ley, sostiene el director de "La Ley es Para Todos", Marcelo Antunez.
    La producción costó 5 millones de dólares pero los financistas mantienen en secreto sus identidades "porque tienen miedo de sufrir persecución política", escribió el periódico carioca O Globo.
    En la película se filmaron fugas, tiroteos y allanamientos espectaculares que contaron con carros blindados y helicópteros cedidos por la Policía Federal, cuyas instalaciones fueron visitadas por los actores para conocer la rutina de la Operación Lava Jato.
    Sergio Moro, interpretado por el actor de telenovelas Marcelo Serrado, es uno de los personajes, no el principal, del film que se rodó en Río de Janeiro, San Pablo, Brasilia y en Curitiba, la capital del sureño estado de Paraná, donde tiene sede el juzgado federal de primera instancia.
    Este fin de semana Moro contó en Harvard que su trabajo es habitualmente saboteado por "grupos interesados" en acabar con la causa Lava Jato para imponer la "impunidad", pero aseguró que sabe resistir presiones de los "poderosos" sean éstos políticos o empresarios.
    El próximo 3 de mayo Sergio Moro interrogará a uno de los principales imputados en esta causa, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Este lunes Moro interrogaba nuevamente a Marcelo Odebrecht, el expresidente de la constructora homónima, al que condenó a 19 años de prisión por su participación en la red sobornos y lavado de dinero. (ANSA)

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en