"Carne podrida", tiro de gracia a los exportadores

Agitadas reuniones de Gobierno ante posible "terremoto" el lunes

Nuevos apremios para el presidente brasileño, Michel Temer.
Nuevos apremios para el presidente brasileño, Michel Temer. (foto: ANSA)
16:08, 18 marBRASILIAPor Darío Pignotti

   (ANSA) - BRASILIA, 18 MAR - El escándalo de la "carne podrida" puede ser letal para los agro-negocios y las exportaciones brasileñas a Europa, que exigió explicaciones, mientras el gobierno aguarda más repercusiones negativas el lunes. Emisarios del presidente brasileño Michel Temer celebraban reuniones este fin de semana de cara a la reacción de los mercados, luego del desplome de casi 11 puntos de las acciones del frigorífico JBS, el mayor exportador de carnes a raíz de la denuncia de la Policía Federal.
    El viernes fue desplegado el "Operativo Carne Débil".
    Según las autoridades éste fue el "mayor operativo de la Policía Federal", con 1.100 efectivos en seis estados para desmantelar una red de corrupción entre frigoríficos y el ministerio de Agricultura, que permitía la venta de carne en mal estado.
    Los dos principales exportadores de carne, los frigoríficos JBS y BRF, fueron denunciados de estafar al público con carnes en mal estado, y este sábado fue preso otro ejecutivo de esas empresas en San Pablo.
    El escándalo fue definido como "grave" por el ministro de Agricultura, Blairo Magi, que anunció el fin de sus vacaciones tras mantener una comunicación con el presidente Temer.
    El ministro Magi, que uno de los empresarios más importantes de los agro-negocios, anunció una posible reunión este fin de semana con embajadores de la Unión Europea, preocupados con las revelaciones.
    Las consecuencias económicas de este caso pueden ser graves, como ya se vio el viernes con la caída de 2,3% de la Bolsa de Valores de San Pablo, mientras los observadores aguardaban el comportamiento bursátil del lunes.
    Los exportadores de carnes reconocieron que las investigaciones presentadas el viernes por la Policía Federal tendrán un efecto demoledor.
    "Esta es la mayor crisis de la historia del mercado de carnes" reconoció el presidente de la Asociación del Comercio Exterior de Brasil, José Augusto de Castro.
    El representante de los exportadores prevé un duro golpe en las ventas hacia el mercado externo debido a la "pérdida de competitividad" de las carnes brasileñas.
    Emisarios de Temer negociaban este sábado con diputados para evitar la creación de una Comisión Investigadora en el Parlamento, mientras la oposición pide que se forme un comisión para esclarecer lo que llaman como escándalo del "churrascao".
    Este sábado los medios brasileños repercutieron el impacto del caso en algunos medios extranjeros.
    El periódico estadounidense The New York Times escribió que el caso de la carne podrida suscita "dudas sobre la industria del agro-negocio en Brasil, un pilar relativamente firme de la economía de ese país que intenta recuperarse de escándalos colosales".
    Por su parte, el británico Financial Times publicó que en el escándalo están envueltos "políticos del Partido Movimiento Democrático Brasileño", al cual pertenece el presidente Temer.
    "Las investigaciones van a causar preocupación sobre la industria de carne brasileña, que creció en la última década hasta tornarse una de las más importantes del mundo".
    Entre tanto, el ex ministro de agricultura Roberto Rodrigues dijo hoy que es necesario un "nuevo sistema de fiscalización de carnes en un país gigantesco como el nuestro, se tendría que tercerizar la fiscalización".
    Roberto Rodrigues, director del Centro de Agro-negocios de la Fundación Getulio Vargas, dijo hoy que "existe el riesgo" de que varios países se suspendan sus compras de carnes brasileñas.
    Rodrigues recordó que en 2005 Brasil sufrió un brote de fiebre aftosa por el cual 47 países cancelaron sus importaciones de carnes brasileñas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en