Evo Morales renuncia y ahora buscan detenerlo

También dimitió vicepresidente y titulares de Diputados y Senado

Evo Morales, presidente renunciante de Bolivia (foto: Ansa)
23:41, 10 novLA PAZRedacción ANSA

   (ANSA) - LA PAZ, 10 NOV - El presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció hoy para "frenar la violencia" que se agita desde hace semanas en su tierra, dimisión bajo presión militar, policial y cívica y que imitaron su vicepresidente y los líderes de Diputados y del Senado, por lo que la nación quedó acéfala y errante.
    Morales anunció su salida del gobierno en la tarde, en una conferencia de prensa, junto a su vicepresidente, Alvaro García Linera, y aseguró que su gobierno vivió "un golpe político, cívico y policial". "Tengo la obligación de buscar la paz", resaltó el mandatario al justificar su decisión de abandonar la presidencia y frenar la escalada de violencia que atribuyó a "la derecha".
    Morales justificó su decisión en las persecuciones ejercidas por los opositores Carlos Mesa, candidato presidencial del partido Comunidad Ciudadana (CC), que salió segundo en las elecciones, y Luis Fernando Camacho, el titular del Comité pro Santa Cruz.
    "Renuncio a mi cargo de presidente para que Mesa y Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales", afirmó el mandatario a través de la televisión, acusándolos de ser responsables de las violentas protestas en su contra, desatadas el día siguiente de los comicios del 20 de octubre, tras el controvertido recuento de votos.
    Hoy mismo, la Organización de los Estados Americanos (OEA) aseguró en su reporte preliminar de los resultados de la elección que es "improbable estadísticamente" que Morales haya ganado la elección como aseguró.
    Tras el informe, el presidente Morales anunció la mañana de este domingo nuevas elecciones generales y la renovación del Tribunal Supremo Electoral (TSE), pero las presiones policiales, militares y cívicas finalmente lo forzaron a renunciar.
    La OEA indicó que en las próximas horas la Asamblea Nacional de Bolivia establecerá los procedimientos para la renovación del TSE, informó la Agencia Boliviana de Información (ABI).
    El reporte de la OEA consta de 13 páginas y concluye que, de acuerdo con los hallazgos preliminares, el equipo auditor "no puede validar una victoria en primera vuelta" de Morales.
    "Las manipulaciones al sistema informático son de tal magnitud que deben ser profundamente investigadas por parte del estado boliviano para llegar al fondo y deslindar las responsabilidades de este caso grave", acotó la inspección.
    El equipo auditor afirma que no puede validar los resultados de la elección, por lo que recomienda otro proceso electoral".
    "La primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente", dijo la OEA.
    Tras las renuncias de Morales y García Linera, la presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, anunció también su renuncia al cargo y lo mismo hizo el titular de la Cámara de Diputados, Víctor Borda. Ambos son del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales.
    Son los cuerpos legislativos los que tienen que designar a los nuevos presidentes, pero esta noche, de momento, Bolivia es un país acéfalo y conmocionado por renuncias forzadas y forzosas.
    La Constitución Política del Estado (CPE) establece en su artículo 169 que "en caso de impedimento o ausencia definitiva del presidente o presidenta de Estado, será reemplazado/a por la v vicepresidenta o el vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la presidenta o el presidente del Senado, y a falta de ésta o éste por la presidente o el presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días".
    El especialista local Marcelo Silva, citado por el diario La Razón, consideró que el Poder Legislativo tiene la urgencia de convocar ahora a una sesión para primero aceptar la renuncia del presidente Evo Morales y luego definir cómo se sigue.
    Ante la ausencia de los presidentes de ambas cámaras, el vicepresidente del Senado o el decano de ese cuerpo (el legislador de mayor edad) debe dirigir ese trámite.
    Otra opción es un gobierno de consenso interino hasta el llamado a elecciones.
    Se abre una semana de tensión -no se descarta que el Legislativo no acepte las renuncias- y nada garantiza la paz social. De hecho, este noche seguidores de Morales había incendiado 15 autobuses en la periferia del país, mientras el presidente se mantenía en suelo bolivianos y sus más estrechos colaboradores denunciaban que la policía tenía planes de apresarlo, dejarlo tras las rejas e iniciarle una acción judicial. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA