Alberto Fernández se prepara para asumir

Nuevo presidente afrontará grave crisis y renegociación deuda

Alberto Fernández
Alberto Fernández (foto: ANSA)
22:39, 09 dicEl presidente electo argentinoRedacción ANSA

(ANSA) BUENOS AIRES, 9 DIC - El presidente electo argentino, Alberto Fernández, asumirá el cargo mañana en el Congreso de la Nación, en medio de las expectativas que genera la nueva etapa ante la gravedad de la crisis económica que se vive en el país, uno de los mayores desafíos que le tocará afrontar, junto con el de renegociar la deuda con el FMI.
    El peronista Fernández, de 60 años, abogado y profesor de derecho penal en la Universidad de Buenos Aires, se impuso el pasado 27 de octubre por el 48,24% contra el 40,28% del presidente liberal saliente, Mauricio Macri, y ya dio la lista de los 21 ministros que lo acompañarán a partir de mañana.
    Durante la presentación de su equipo de gobierno, Fernández sostuvo que el gobierno saliente "nos deja una situación penosa, con un 41% de pobres y una inflación que a fines de este año llegará al 57%".
    "Nuestro primer punto de atención -agregó en ese sentido- será el de la lucha contra la pobreza". Lo haremos, concluyó, "con la ética de la solidaridad que jamás debe perderse en la política".
    Fernández asumirá mañana en el Congreso, en una ceremonia de traspaso de mando que puede durar al menos dos horas y luego, la fiesta de asunción continuará con el traslado hasta la Casa Rosada de las nuevas autoridades, donde recibirán a las delegaciones extranjeras y más tarde el presidente les tomará juramento a sus ministros.
    En la Plaza de Mayo se montará un escenario en el que se presentarán varias bandas, artistas y shows musicales para todas las personas que vayan a recibir Fernández.
    Además de la prioridad, según Fernández, de luchar contra la pobreza, su gobierno tendrá que ponerse a trabajar en la dura tarea de renegociar la deuda externa.
    Al respecto, Fernández ha dicho en reiteradas ocasiones que no dejará de pagar las deudas tomadas, que incluye el acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por cerca de 57 mil millones de dólares.
    Pero también hizo algunas aclaraciones, en las que fustigó a la administración saliente de Macri.
    "Se gestaron muchas obligaciones externas, y han sido acordadas de un modo delirante (por el gobierno de Macri, NDR), porque pidieron mucho dinero a pagar muy rápidamente", afirmó Fernández.
    "No vamos a dejar que esa realidad se lleve puesta a la industria y al trabajo, y que genere más pobreza y desocupación", remarcó luego.
    La semana pasada, el presidente electo reveló que lleva semanas negociando "silenciosamente" con el FMI.
    El crédito del Fondo al gobierno de Macri fue de 56.300 millones de dólares, y se convirtió en el más grande de la historia del organismo de crédito internacional. No obstante, la administración saliente recibió hasta ahora 44.300 millones.
    El camino de Fernández hacia la presidencia argentina comenzó en 2018, cuando delineó una estrategia que apuntó a reunificar el peronismo, que permaneció dividido en los últimos años y que condujo a su reconciliación con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, con quien compartió fórmula y mañana asumirá como vicepresidenta.
    Si bien Fernández era un nombre poco conocido en la escena internacional, en Argentina fue un hombre fuerte que acompañó al fallecido expresidente Néstor Kirchner al comienzo del nacimiento del llamado "kirchnerismo".
    En el gobierno de Kirchner, Fernández fue nombrado jefe de gabinete en 2003, un cargo que ocupó hasta que Cristina Fernández de Kirchner ganó las elecciones en 2007, y luego renunció al año siguiente tras un severo conflicto con el sector agrícola.
    Después de abandonar el gobierno de Cristina, Fernández se convirtió en un crítico del kirchnerismo, aunque es considerado un moderado dentro del peronismo, y en 2012 fundó su Partido del Trabajo y la Equidad (Parte) con el cual apoyó a la coalición del candidato Sergio Massa en 2015.
    En 2018, después de una reunión con Cristina Fernández de Kirchner, Fernández volvió a abrazar el kirchnerismo, y en mayo de este año se anunció la fórmula de la coalición política peronista Frente de Todos que resultó finalmente ganadora.
    Por su parte, Macri, el primer presidente argentino desde el retorno de la democracia en Argentina, en 1983, que no logra la reelección, se despidió el sábado pasado entre una multitud que colmó la emblemática Plaza de Mayo en la capital argentina.
    Ahí dijo: "El próximo presidente va a encontrar una oposición constructiva y no destructiva".
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en