Buscan frenar condena por aborto

Tras rechazo de proyecto de ley en Senado; descartan referendo

Masiva manifestación en favor del aborto en Buenos Aires
Masiva manifestación en favor del aborto en Buenos Aires (foto: ANSA)
18:06, 09 agoBUENOS AIRESRedacción ANSA

   (ANSA) - BUENOS AIRES, 9 AGO - El rechazo del Senado al proyecto de ley sobre interrupción voluntaria del embarazo puede derivar en un cambio del Código Penal para dejar de castigar a las mujeres que toman esa decisión, mientras el gobierno descartó un referendo para determinar si se legaliza el aborto. Por 38 votos en contra y 31 a favor, en la madrugada de hoy se rechazó el proyecto de ley que había sido aprobado por estrecho margen en junio pasado en la Cámara de Diputados, por el cual, además, multitudes en las calles se manifestaron a favor y en contra.
    Tras la negativa en el Senado, el gobierno que preside Mauricio Macri comenzó a evaluar otras medidas, más modestas, como la de dejar de penalizar a la mujer que aborta y sí castigar al médico que realiza la práctica, un cambio que puede introducirse en un plan de reforma del Código Penal.
    Dicho plan, según informó hoy el diario argentino Clarín, se enviará este mes al Congreso. De esa manera, según la misma fuente, "no habrá que esperar al próximo tratamiento con fecha incierta para avanzar en ese paso que en la Casa Rosada (sede del gobierno argentino, ndr.) consideran menos controvertido", no obstante "la asistencia médica garantizada por parte del Estado quedaría limitada a los casos de violación y riesgo de vida de la mujer".
    Sin embargo, siempre según Clarín, la despenalización puede quedar a criterio de cada juez, aunque, tras el intenso debate sobre la legalización del aborto que se produjo en los últimos meses, ahora se abre el interrogante sobre la necesidad de dar un paso más y "sacar el castigo para las mujeres".
    Así lo evalúa el Ministerio de Justicia presidido por Germán Garavano, que busca que se elimine la sanción para la mujer, y que sí se mantenga para médicos, cirujanos y farmacéuticos, como lo prevé el Código actual. Se trata de una medida que dista de un proyecto de ley que permitía a todas las mujeres interrumpir el embarazo hasta la semana 14, además de prever que el aborto se pudiera realizar en cualquier hospital o clínica público o privado en forma gratuita.
    La normativa actual, en cambio, sólo autoriza el aborto como consecuencia de una violación o cuando hay peligro para la vida de la madre.
    En ese contexto, el jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, descartó hoy la posibilidad de convocar a una consulta popular para determinar si se legaliza el aborto, tal como lo había propuesto el diputado de la oficialista alianza Cambiemos, Daniel Lipovetzky, quien encabezó el bloque de distintas fuerzas políticas que impulsaron en la Cámara Baja el proyecto. "No creemos que una consulta popular sea una opción", sostuvo el dirigente macrista, para quien, en cambio, es importante "mejorar el acceso a la salud" y "prevenir la cuestión del embarazo adolescente". El proyecto de ley dividió transversalmente a todos los partidos con representación en el Parlamento, tal como se demostró con el apoyo y el rechazo de legisladores de la misma fuerza política.
    El caso más significativo fue el de la alianza oficialista, que enfrentó, sobre todo, a Lipovetzky con vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, una férrea contraria a legalizar el aborto, quien ayer tras el rechazo de la norma celebró con un "¡vamos todavía, vamos!", lo que generó un fuerte de rechazo de militantes y actrices feministas. Lipovetzky, por su lado, criticó a los senadores opositores a la ley, al considerar que así elegían "que las mujeres sigan muriendo en la clandestinidad". Ayer, bajo una lluvia incesante y un viento frío, el debate y la votación fueron seguidos por una multitud en la plaza frente al Congreso, dividida entre los "pañuelos verdes" de los favorables a la legalización y los "pañuelos celestes" de los contrarios. Tras el rechazo al proyecto se produjeron desórdenes en la zona, reprimidos por la policía con gases lacrimógenos. Algunas personas resultaron detenidas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en