La desconfianza ciudadana reina en Sudamérica

Gobiernos, Justicia, instituciones financieras con mala imagen

Panaderos protestan regalando pan frente al Congreso por aumento de la bolsa de harina (foto: EPA)
11:31, 10 junBUENOS AIRESPor Alejandro Di Giaccomo

(ANSA) - BUENOS AIRES, 9 JUN - En los países sudamericanos, la mayoría de los ciudadanos dudan de los gobiernos, las instituciones financieras, el ejército, el sistema judicial, las elecciones y también de la policía, salvo en Uruguay donde hay altos niveles de confianza, según reveló un reciente estudio.
    Así se desprende de un reporte publicado por investigadores de la Universidad de Londres y realizado en base a datos extraídos de la encuesta Gallup Worl Poll, de 2009 a 2016.
    La confianza en las instituciones nacionales y su posible relación con el bienestar subjetivo merece especial atención en una región como América del Sur, donde las percepciones de los ciudadanos sobre los servicios gubernamentales probablemente sigan siendo fluidas debido a la agitación económica y política pasada y en curso, advierte el trabajo recientemente difundido, que dirigió la investigadora argentina Lucía Macchia.
    La confianza menos fuerte en el gobierno nacional por parte de la ciudadanía emerge con nitidez en Perú (76%), seguido por Paraguay (64%), y posteriormente se escalonan Colombia y Chile (60%), Brasil (59%), Argentina y Venezuela (58%), Bolivia (54%).
    El reporte evidencia la más alta desconfianza en los procesos electorales en Brasil (77% se inclina por el "no confío"), Colombia (76%), Paraguay (71%) y Perú (70%), mientras que el mayor descrédito hacia los militares puede verse en Colombia (69%), Perú (65%) y Venezuela y Argentina (58% por la negativa en ambos).
    Asimismo, donde peor visto son los jueces es en Perú (83%), Chile (77%), Bolivia (76%) y Paraguay (75%).
    En relación a las instituciones financieras, son los chilenos los que muestran el más alto grado de resquemor con 71% de respuestas que se inclinan por la negativa, seguidos por los argentinos (55%), los colombianos (54%) y los peruanos (52%); mientras en Uruguay la confianza es muy alta en este campo (68% contra 32que se inclina por la negativa).
    Peculiar es la situación en Venezuela, donde 60% de los consultados expresan confianza sobre las instituciones financieras, pero 62% descree del Poder Judicial y 68% de la policía, en la que confía sólo el 32% de la ciudadanía. Los venezolanos también quitan créditos a los militares (59% no confía) y muestran coincidencias en los guarismos de opinión sobre el gobierno y la honestidad en los procesos electorales: 58% por la desconfianza y 42% por la confianza en ambos ítems, en un sondeo que cerró antes de la última fuerte oleada de protestas al gobierno de Nicolás Maduro, entre el 31 de marzo y el 12 de agosto de 2017.
    Contraste significativo es el que entrega Uruguay, que por sus porcentuales positivos parecería una nación de otra región del mundo. Un 68% de los uruguayos confían en las instituciones financieras, 61% en los militares, 56% en la justicia, 80% en los procesos electorales, 63% en el gobierno y 66% en la policía. Se trata del único país sudamericano en donde todos los ítems la confianza supera a la desconfianza.
    El estudio también muestra el giro en las investigaciones sobre el bienestar de las personas, que coincide con las nuevas perspectivas de los científicos sociales. "Tradicionalmente, se relacionaba el bienestar de las personas con sus características individuales, por ejemplo, edad, estado civil, nivel educativo, situación laboral, entre otras cuestiones. Últimamente, se le ha dado importancia a las cuestiones sobre las que la persona no tiene influencia y que pueden afectar su bienestar, por ejemplo, el PBI de un país, la tasa de inflación y de desempleo, así como la confianza que las personas tienen sobre las instituciones reguladas por el gobierno del país donde viven", dijo Macchia a ANSA.
    La investigadora también advierte un dato relevante. "La mayoría de las personas en los países de América del Sur no confían en las instituciones nacionales, pero aquellas personas que sí confían reportan mayor bienestar", subrayó. "Este último punto es el tema central del artículo. Creo que es preocupante el hecho de que la mayoría de las personas no confíe en sus instituciones nacionales considerando, que mayor confianza genera mayor bienestar", añadió la investigadora argentina.
    El reporte se basa en estadísticas realizadas por Gallup World Poll en 150 países hasta 2016, un año que en Sudamérica abre puertas a grandes cambios políticos en la región, por ejemplo, un giro fuerte en Argentina con el comienzo de la presidencia del conservador Mauricio Macri, tras Cristina Fernández de Kirchner, así como la salida abrupta del gobierno de Dilma Roussef por juicio político.
    Para Macchia, que se desempeña en City University of London y en el Well-being Programme del Centre for Economic Perfomance en The London School of Economics, la influencia de los cambios electorales en las percepciones de las personas "está marcada por la inclinación política de cada individuo" pero advierte que no necesariamente "el mero cambio de eras de gobierno tiene influencia en la percepción de las personas de forma general".
    "Uno de los argumentos del estudio es que la confianza de las personas en las instituciones nacionales actúa como una medida aproximada de calidad del gobierno que las regula. Podríamos decir que, indirectamente, una persona que confía en las instituciones nacionales reguladas por su gobierno, evaluaría la gestión de ese mismo gobierno de manera positiva", concluye la investigadora argentina. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en