Gobierno asume una inflación más alta

Pulseada de poder en equipo económico. El dólar sigue trepando

De izquierda a derecha,   Federico Sturzenegger (presidente del Banco Central), Marcos Peña (jefe de Gabinete); Nicolás Dujovne (ministro de Hacienda) y Luis Caputo (ministro de Finanzas)
De izquierda a derecha, Federico Sturzenegger (presidente del Banco Central), Marcos Peña (jefe de Gabinete); Nicolás Dujovne (ministro de Hacienda) y Luis Caputo (ministro de Finanzas) (foto: Ansa)
18:41, 28 dicBUENOS AIRESRedacción ANSA

   (ANSA) - BUENOS AIRES, 28 DIC - La administración del presidente Mauricio Macri, corrigió hoy sus expectativa para 2018 y admitió una inflación en Argentina de al menos 15% para el próximo calendario, lo que derivó en un nuevo salto en la cotización del dólar.
    "Hemos decidido recalibrar nuestras metas", admitió el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, luego de haber incumplido el techo de 17% de inflación fijado para el año en curso.
    El gobierno respondió a los rumores de fisuras en el equipo económico con una atípica rueda de prensa en la que estuvieron todos los altos funcionarios del ramo: Dujovne; el ministro de Finanzas, Luis Caputo; el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger; y curiosamente el jefe de Gabinete, Marcos Peña.
    Para el año próximo el gobierno de Macri había anunciado un rango de entre 8 y 12%. Ahora, para 2019 ya no se buscará alcanzar el límite prefijado de entre 3,5 y 6,5% de inflación sino bajarla al 10%.
    De ese modo, el Gobierno postergó para 2020 el ideal de 5% promedio. "Tomamos la decisión de hacerlo porque en el punto de partida no teníamos la información que tenemos hoy", se excusó Dujovne.
    El ministro de Hacienda reafirmó que el objetivo de la política macroeconómica es "equilibrar las cuentas públicas y derrotar a la inflación".
    "Por ello para nosotros el cumplimiento del 15% para nosotros es crucial. Es decisivo para que podamos tener más inversión, de más calidad, porque con inflación es muy difícil planificar a largo plazo", afirmó.
    "Queremos transmitirle a los argentinos la tranquilidad de tener un equipo de excelentes profesionales y excelentes personas", terció Peña, al salir al cruce de versiones que hablaban de "crecientes discrepancias" e "inminente renuncias".
    "Cambiar las metas no implica aceptar que haya más inflación", remarcó insólitamente el jefe de gabinete.
    El equipo económico también dedicó parte de la conferencia de prensa a remarcar que este año se cumplirá la meta de reducción del déficit fiscal, al promediar un 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB), y se logrará "una reducción del gasto público".
    El dólar reaccionó a las medidas y quebró la barrera de los 19 pesos argentinos por unidad, lo que representó su décimo avance consecutivo.
    El periódico opositor Página 12 agitó alarmas y tituló en si portal de Internet: "El dólar no tiene techo". "Las declaraciones del equipo económico de esta mañana encendieron el mercado cambiario. Las compras de divisas en bancos y casas de cambio se intensificaron en las últimas horas y aceleraron la tendencia de los últimos días", desgranó.
    La decisión de ese recalculo "evidencia lo que algunos economistas venían anticipando: las dificultades del Banco Central para funcionar con independencia", alertó el diario especializado Ambito Financiero.
    El economista liberal José Luis Espert, crítico de la administración de Macri, objetó el giro. "Vamos a una meta de inflación 67% más alta y no dicen cómo van a cumplirla", disparó.
    Otro especialista, el economista Diego Giacomini, citado por el diario El Cronista, también cuestionó con vehemencia. "La política arrasó al Banco Central. Lo obligaron a cambiar sus metas y no sé si nos mienten o nos toman por estúpidos. Ahora van a tolerar más inflación durante tres años seguidos, cuando su objetivo primordial era combatirla", enfatizó.
    Juan Carlos de Pablo, un economista muy mediático, dijo a La Nación que el Gobierno salió "de la ridiculez". "Salió de una meta de inflación del 8% al 12%, que era irrealizable". Yo no conozco a nadie que se manejara con esa meta y que haya tomado decisiones en base a esa pauta", acotó.
    "Argentina es un país muy fluido, y no se sabe qué va a pasar la semana que viene. Entonces, cuando me hablan de algo para dentro de tres o cuatro años, dejo de prestar atención", completó De Pablo.
    El diario Clarín, cercano al Gobierno, afirmó que "Mauricio Macri le sacó las metas de inflación a Federico Sturzenegger y lo mandó a Marcos Peña", por lo que el "titular del Banco Central es el más golpeado por los anuncios" y "el jefe de Gabinete, símbolo del cambio". También de quién tiene el mando en estos enceres. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en