Reforma previsional y cacerolazos

La norma fue impulsada por el Ejecutivo. Fuerte rechazo social

Y los cacerolazos volvieron una noche. Resonaron en muchos barrios de Buenos Aires y de otras ciudades, en contra de la reforma previsional.
Y los cacerolazos volvieron una noche. Resonaron en muchos barrios de Buenos Aires y de otras ciudades, en contra de la reforma previsional. (foto: Ansa)
10:27, 20 dicBUENOS AIRESRedacción ANSA

   (ANSA) - BUENOS AIRES, 19 DIC - La ley que reforma el sistema jubilatorio, impulsada por el gobierno de Mauricio Macri, fue aprobada hoy tras una sesión parlamentaria agitada de doce horas, en medio de cacerolazos hasta la madrugada en esta capital y otras ciudades del país en repudio a la iniciativa que prevé recortes de fondos.
    También hoy pero al mediodía finalizó el paro de 24 horas decretado por la Confederación General de los Trabajadores (CGT) y comenzaba a normalizarse la actividad laboral.
    Con el respaldo de los legisladores de la alianza oficialista Cambiemos y un sector del peronismo, se aprobó después de las 7 de la mañana (10 GMT) la controvertida ley, que contaba con media sanción del Senado, por 128 votos a favor, 116 en contra y dos abstenciones.
    "Hoy se perpetró una estafa a los jubilados y a los futuros jubilados", dijo el diputado kirchnerista y exministro de Economía Axel Kicillof.
    El jefe del bloque del Frente para la Victoria (PJ, oposición), Agustín Rossi, declaró "estamos tristes, hicimos todo lo posible para que esta ley no salga".
    "El rechazo popular se vio anoche en cacerolazos a lo largo y ancho del país", agregó el legislador, quien aseguró que ese tipo de protesta "va a seguir".
    Por el lado del oficialismo, el titular del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, defendió lo votado en el recinto al afirmar que "nadie puede imaginar que la intención es dañar a los jubilados".
    "Sacar al sistema previsional de terapia intensiva requiere racionalidad, y que la oposición no intente sacar rédito", argumentó Negri.
    También replicó a Rossi sobre las protestas populares que recorrieron las calles de numerosos barrios de la capital argentina pero también de ciudades como Salta, Rosario, Córdoba, Mendoza y Comodoro Rivadavia.
    "Cuando sufrieron ellos los cacerolazos decían que era la gente que tenía plata mientras ahora, los reivindican", dio Negri, en alusión a esta misma protesta durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
    "Vamos a ir a la OIT y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque están vulnerando los derechos de los trabajadores", anticipó este mediodía Roberto Baradel, líder del gremio de los docentes de la provincia de Buenos Aires (Suteba).
    El nudo de la batalla legislativa fue el recorte de fondos de unos 100 mil millones de pesos (cerca de 5.700 millones de dólares) destinados a las jubilaciones, las asignaciones universales y las pensiones a los veteranos de Malvinas, lo cual impacta en casi 17 millones de personas.
    Durante el día e iniciada la sesión, con un Parlamento sitiado con vallas y columnas de policías, miles de trabajadores, jubilados y militantes políticos se manifestaron en contra de la ley.
    También se repitieron escenas de violencia, con piedradas contra los uniformados, corridas, balas de goma y gases lacrimógenos que dejaron 162 heridos, 88 de ellos policías, según el ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires.
    Además la policía detuvo a 70 personas. El presidente Macri denunció hoy que "claramente fueron hechos orquestados" y apuntó a que "hubo diputados que incitaron a la violencia".
    Desde la oposición política y sindical se denunció la presencia de "infiltrados" que atacaban a las fuerzas policiales.
    La diputada Graciela Camaño, del Frente Renovador (oposición), critico la represión sobre manifestantes y citó a Nelson Mandela en el recinto: "Un Gobierno que emplea la fuerza para imponer su dominio enseña a los oprimidos a usar la fuerza para defenderse'". Los cacerolazos, tristemente célebres en este país previo a la caída del gobierno de la Alianza de Fernando de la Rúa y de la crisis política y social de diciembre de 2001, fueron el modo de protesta pacífica después de las horas de violencia.
    Si bien la protesta comenzó tímidamente cerca de las 22 (1 GMT) mientras los televisores emitían el debate en el Congreso, fue creciendo en adhesión y replicándose en los barrios de esta capital, incluso en algunos más acomodados como Palermo y Belgrano. También llegó al frente de la residencia de Olivos, donde estaba el presidente Macri, ubicado en la zona norte de la provincia de Buenos Aires.
    Las redes sociales sirvieron para difundir videos y fotos de lo que sucedía en el país, mientras fueron tendencia mundial los hashtag #pobreargentina y #cacerolazos.
    También a través de las redes sociales empezó a convocarse para un nuevo cacerolazo a partir de este martes las 19 (21 GMT). (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en