País a las urnas, pugna Macri versus Cristina

Internas para legislativas, un gran sondeo del ánimo ciudadano

El presidente Mauricio Macri participó activamente en la campaña.
El presidente Mauricio Macri participó activamente en la campaña. (foto: ANSA)
14:32, 12 agoBUENOS AIRESRedacción ANSA

   (ANSA) - BUENOS AIRES, 10 AGO - Este domingo Argentina afronta las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), con miras a las legislativas del 22 de octubre, un termómetro del ánimo ciudadano, altamente polarizado entre el respaldo al presidente Mauricio Macri o una reivindicación a su antecesora Cristina Fernandez de Kirchner.
    Hay 33 millones 104 mil 626 ciudadanos habilitados para votar, aunque las multas por no presentarse son nimias. Así, la cantidad de asistentes es un dato también para evaluar las aspiraciones ciudadanas, dicen los analistas.
    El operativo previsto contempla 98.084 urnas y la instalación de 14.833 locales de comicios mayoritariamente en las escuelas. El despliegue de custodia y seguridad contará con unos 100 mil efectivos de las Fuerzas Armadas y las policías provinciales.
    La coalición del presidente Mauricio Macri (Cambiemos) enfrenta la tenaz resistencia de Fernández (Frente para la Victoria), quien se postula para una banca en el Senado, por la populosa provincia de Buenos Aires y ataca con dureza al oficialismo conservador.
    Fernández estuvo acosada por causas judiciales por corrupción, muchos de sus allegados y funcionarios están presos o acusados, pero la ex jefa de estado a logrado sobreponerse y está nuevamente en carrera política.
    "Fuimos nosotros mismos la que la pusimos nuevamente en la ruta", se cuestionan algunos hombres fuertes del entorno de Macri, según lo reflejó la prensa local. La ciudadanía, asmiten los analistas, comienza a objetar los problemas económicos como la alta inflación, la elevada cotización del dólar, la ausencia de inversión extranjera y el desempleo creciente, que machuca a la gestión de Macri.
    Las elecciones de octubre implicarán la renovación de la mitad de las bancas de la Cámara de Diputados (127) y un tercio (24) del Senado. El oficialismo arriesga 41 de sus 87 plazas; mientras que el Frente para la Victoria pone en juego 32 de 72.
    Esta elección preparatoria del domingo, sostienen los especialistas, condicionará al gobierno de Macri en los próximos meses.
    Para los analistas, las PASO se han transformado en un gran sondeo de opinión, más que en una definición de candidatos, quienes mayormente son "colocados a dedo" por las respectivas fuerzas, merced a la escasa vida orgánica partidaria.
    Lo que ocurra en la Provincia de Buenos Aires, donde las encuestas previas dan un nítido triunfo a Fernández -algunas le dan hasta 5 puntos porcentuales de ventaja- sobre todos sus rivales, es históricamente crucial en Argentina, pues allí vota el 37% del total del electorado (12 millones 242 mil 708 ciudadanos).
    Es tan clara la polarización, que el miércoles el presidente Macri apareció en una entrevista por televisión en la que fustigó con dureza a su antecesora, ubicándola en un claro sitial de oponente máxima.
    "Ella (por Fernández, NDR) tenía en su cabeza no entregar el mando porque tiene un problema psicológico y debe creer que todavía tiene el mando", disparó el presidente al recordar la asunción del mando, en la que no estuvo presente su oponente para entregarle los atributos.
    El presidente asoció la reaparición de su oponente en la escena política con la disparada en la cotización del dólar.
    "Cuando amaga volver el pasado, hay gente que se pone nerviosa", atacó.
    "Es cierto que la gente está nerviosa, pero está nerviosa porque no llega a fin de mes, no por las elecciones ni por el dólar", replicó Cristina Fernández.
    "Siento que hemos retrocedido. Siento que estamos discutiendo cosas que ningún ciudadano creía que se iba a volver a discutir.
    Estamos discutiendo sobre el trabajo, de la comida que no alcanza, de los remedios (medicamentos), de las facturas (de servicios públicos) impagables", remarcó.
    La ex mandataria también pidió por la aparición con vida de Santiago Maldonado, el joven cuyo paradero se desconoce desde la semana pasada, cuando participó en una manifestación de mapuches en Esquel, sur del país. Testigos dijeron que fue apresado por uniformados de Gendarmería, pero el gobierno nacional descreyó de esa hipótesis. Un juez ordenó allanamientos en una sede de esa fuerza de seguridad y una masiva marcha de reclamo al gobierno se realizó la noche del viernes frente a la Casa de Gobierno. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en